Alcaldía puede recuperar Bs 200 millones por restricción de venta de combustible a deudores de tributos por vehículos

Economía
Herramientas
Tipografia

La Paz/AMN.- La puesta en marcha de la restricción de la venta de combustible a los contribuyentes que tienen mora de impuestos municipales por vehículos puede permitir recuperar a la Comuna paceña aproximadamente Bs 200 millones, informó la Alcaldesa interina Cecilia Chacón.

“En este caso tenemos aproximadamente 200 millones (de mora ejecutoriada) que podrían recaudarse (…) Pese a la alta eficiencia que nosotros tenemos, aún hay un 30% de personas propietarias de vehículos que no han regularizado ni las transferencias de los vehículos ni el pago de los impuestos correspondientes”, dijo la Alcaldesa interina.

Chacón dio la información en una conferencia de prensa realizada en el despacho, explicó que en la reunión ampliada de la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB) realizada el miércoles en Santa Cruz se determinó que el directorio de dicha institución gestione ante la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y el ministerio del sector la aplicación nacional de la propuesta de la Comuna paceña para restringir la venta a los deudores de impuestos.

Chacón indicó que la decisión asumida en el encuentro de la AMB es muy importante debido a que permitirá recuperar una gran cartera en mora que a nivel nacional llegaría al 70 por ciento y a nivel del municipio de La Paz, de aproximadamente el 30% por ciento. 

“Se ha  detectado una importante mora a nivel nacional, estamos hablando de una deuda tributaria de más de mil millones de bolivianos que afecta directamente a los ingresos los municipios y que podrían  ser invertidos en obras”.  Asimismo hizo notar que otro factor de peso en el adeudo tributario se debe a la falta de registro y pago del impuesto a la transferencia.

El director de Administración Tributaria Municipal, Ramón Servia, explicó que la mora por impuestos a vehículos llega aproximadamente a unos 200 millones sin accesorios (mantenimiento de valores e interés. Se calcula que en el municipio hay 280 mil motorizados por los cuales se deben cancelar tributos. Asimismo resaltó que actualmente existen planes de pago y otros a los que pueden acogerse voluntariamente las personas con deudas por este concepto.

Recuperar la mora

La alcaldesa interina resaltó el planteamiento hecho en el encuentro de la AMB, en sentido de que se debe pensar en mejorar la eficacia de las alcaldías en la recuperación de la mora tributaria antes que en pensar en nuevos impuestos que llegarían a ser una carga para la ciudadanía.

“Es muy importante que antes de pensar en nuevos impuestos o ampliar el universo tributario logremos potenciar la eficacia fiscal en los municipios, contando para ello con mecanismos y apoyo del gobierno que permitan ser más eficientes en el cobro de la mora y reducir esta evasión impositiva que causa un gran daño económico a las entidades del Estado”, expresó la autoridad edil.

Medida

La autoridad explicó que la propuesta consiste en viabilizar un convenio suscrito hace tres años entre la AMB con la ANH para la implementación del sticker B-SISA y que este permitirá identificar en los surtidores a vehículos que tengan mora tributaria.

“El objetivo es que se pongan al día en los impuestos, estos impuestos están dirigidos a los servicios de salud, educación, seguridad ciudadana, arte, cultura y otros en beneficio de la comunidad”, destacó.

La deuda impositiva de  vehículos automotores ya es comunicada-gracias a este convenio- en facturas por la compra de combustible en los surtidores, el siguiente paso, según Chacón, es la restricción de la venta a fin de reducir la evasión del pago de dicho tributo.

Complementó que en la reunión de la AMB también se aceptó otro punto propuesto por las alcaldías de El Alto, Tarija, La Paz  y Cochabamba, referido a la petición al Gobierno central de que en tanto dure el diálogo del pacto fiscal el gobierno central suspenda las transferencias unilaterales de competencias  hacia los gobiernos municipales, ya que las mismas deben ser  concertadas y estar acompañadas con recursos necesarios para su implementación.