Experto de Fundación Jubileo ve “sombrío” el futuro hidrocarburífero sin exploración, ni nuevos mercados

Economía
Herramientas
Tipografia

La Paz/AMN.- El experto en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velázquez, afirmó en entrevista con Radio Municipal La Paz que Bolivia debería incentivar la exploración de hidrocarburos  y buscar nuevos mercados para exportar este recurso, es decir, no conformarse con Argentina y Brasil, caso contrario el futuro hidrocarburífero boliviano será sombrío.

“Si no hay exploración las perspectivas son sombrías sin duda, porque es un sector que para poder explotar, para poder cumplir compromisos con el mercado interno, principalmente y con los mercados de exportación. La principal variable en la exportación y lamentablemente, ha sido muy descuidada en los últimos años y se requiere adoptar políticas  para promover esa exploración”, aseguró el experto.

En Bolivia, la producción de gas se centra en los campos San Alberto, Margarita-Huacaya y Sábalo, explicó Velásquez.

Actualmente, la principal productora de gas es el campo  Margarita – Huacaya que se encuentra en los departamentos de Tarija y Chuquisaca. Entre tanto, el campo Sábalo (Tarija) produce diariamente 14 millones de metros cúbicos.

Alertó que el campo San Alberto (Tarija)  “ya está en declinación” porque ya bajó su producción de 10 millones de metros cúbicos al día,  que se tenía hasta 2014, a cinco millones diarios.

Ante este panorama reiteró que es necesario priorizar la exploraciones de gas en otros sectores del país, aunque actualmente se realiza la perforación de otros pozos en el sector del mega campo Huacareta, como Jaguar X6.

Añadió que también urge buscar nuevos mercados para la exportación de estos recursos a países vecinos, como Perú  porque ello podría dar cierta estabilidad a la economía boliviana.

“En la medida en que el precio sea estable, se puede dar cierta estabilidad, pero ahí se debe considerar otro factores importantes, primero que Bolivia necesita otros mercados no podemos seguir dependiendo sólo de Brasil y Argentina, peor aún considerando que el contrato con Brasil termina el 2019 y se está renegociando uno nuevo, que seguramente tendrá nuevas condiciones (menos ventajosas)”, manifestó.

Dependencia del extractivismo

El 80% de las exportaciones bolivianas son recursos no renovables, como minerales e hidrocarburos. Por esa razón, la variación de los precios de los minerales y del barril de petróleo influye en el crecimiento o decrecimiento de la economía boliviana.

El mes pasado, el ministro de Economía y Finanzas, Mario Guillen informó que el crecimiento de la economía nacional alcanzó entre julio de 2016 a junio de este año, fue de 3.94% y descartó el pago del segundo aguinaldo.  Atribuyó ello a que la venta del gas al mercado de Brasil tuvo un bajón, por lo que no se alcanzó la meta de 4.5% de crecimiento que es la condición para otorgar este beneficio. .

“Si vemos indicadores a nivel macro, cerca del 6% del Producto Interno Bruto (PIB) es el sector extractivo. Si vemos la variable exportación, el 80% de lo que exportamos viene del sector extractivo, las exportaciones son altamente concentradas en extractivas. Si vemos ingresos fiscales, un tercio vienen del sector de hidrocarburos, que también demuestra una tendencia a lo extractivo. Un  solo sector financia los ingresos fiscales. Entonces nuestra economía tiene una alta dependencia  del sector extractivo y es reflejo de la incapacidad que hemos tenido los bolivianos (…) de diversificar la economía”, agregó.