Alcaldía coloca biorat y fumiga escuela Juana Azurduy de Padilla para eliminar proliferación de ratones y otros vectores

Sociedad
Herramientas
Tipografia

La Paz/AMN.- El personal de la Unidad de Atención Integral de Animales de la Alcaldía fumigó y colocó biorat en la escuela Juana Azurduy de Padilla (calle Genaro Sanjinés, en el centro paceño), para eliminar la proliferación de ratones.

El biorat fue depositado en cada una de las aulas, depósitos y oficinas del establecimiento este lunes por la tarde. Este martes se procedió al fumigado de los baños para la eliminación de vectores y algunos insectos nocivos.

Las medidas se asumieron luego que ratones que proliferaban en vivienda colindante a la unidad educativa y que está abandonada escaparon de ese lugar debido a que hace unos días algunas personas quemaron ropas viejas, informó el subalcalde del Macrodistrito Centro, Fernando Valencia.

“Se tiene un predio vacío y en estos días vinieron a quemar ropas viejas. Los ratones empezaron a huir del humo hacia la escuela. En este momento se tiene una invasión de roedores, pero inmediatamente ya hemos tomado las acciones como la desratización. Se coordinará con la Dirección Municipal de Educación para suspender posiblemente dos días de clases para tomar otras acciones”, manifestó.

El director municipal de Educación, Carlos Sotomayor, indicó que se solicitará el apoyo de la Dirección de Mantenimiento para verificar si hay huecos o rendijas por donde podrían ingresar los roedores. Este trabajo se realizará a partir del miércoles.

La responsable de la Unidad de Atención Integral de Animales, Glenda Ayala, indicó que hasta la fecha en este establecimiento educativo se realizaron tres acciones de prevención para evitar ratones, vectores y la sobrepoblación de palomas.

“Estas acciones prevendrán la presencia de vectores y se analizará si es necesario suspender las labores escolares. Hemos utilizado diferentes gramajes (de raticida)  por espacio. En todas las aulas se colocaron entre ocho y diez gramos de biorat que es un producto no tóxico para el ser humano, puesto que tiene una bacteria que solo ataca a los roedores”, explicó.

Ayala sostuvo que este producto tiene una duración de tres a seis meses, según el estado de limpieza en que se manejen los ambientes.

La Jefa de Unidad de Atención Integral de Animales afirmó que el control de vectores y ratones se realiza en todas las unidades educativas fiscales de la urbe paceña de acuerdo a programación. Agregó que este martes se desratizó los ambientes del kínder Macario Pinilla, ubicada en la calle Aspiazu.