Alcaldía impulsa vacunación contra la rabia en Kalajahuira tras confirmar caso de esta enfermedad en un perro

Sociedad
Herramientas
Tipografia

La Paz/AMN.- La Comuna, en coordinación con el Servicio Departamental de Salud (Sedes), implementa una una campaña de vacunación breve contra la rabia en la zona de Kalajahuira tras confirmar un caso de rabia canina en un perro macho criollo de cuatro años.

 “Se sospechaba que el animal tenía rabia debido a diversas sintomatologías que han reportado los dueños. Es por eso que la Unidad de Atención Integral de Animales fue a hacer la verificación del caso, se envió las muestras correspondientes al laboratorio dando caso positivo”, informó la jefa de la Unidad de Atención Integral de Animales de la Alcaldía, Glenda Ayala.

La vacunación comenzó este lunes y concluirá hoy. Durante la primera jornada se vacunó a 50 animales.

Ayala recordó que los cachorros menores de un año deben recibir la vacuna antirrábica cuatro veces al año. La primera a partir del mes, otra a los tres, la siguiente a los seis y la última a los 12.

Los perros mayores a un año deben ser vacunados anualmente. “Recomendar a la población que estén al día con todas las vacunas de sus mascotas, no sólo la antirrábica, sino también la óctuple y la de desparasitación. Agregar que todo el año la vacuna antirrábica es gratuita en la Casa de la Mascota”, dijo Ayala.

Medidas

La Comuna realiza tres pasos cuando se detecta un caso positivo de rabia. Primero se contacta al dueño y le pide que vaya a la Asistencia Pública (frente al mercado Camacho) para recibir la vacuna preventiva contra la rabia.

Posteriormente, se verifica si el animal ha tenido contacto con otros perros y finalmente se hace un foco de control y bloqueo a un kilómetro a la redonda.

“Cuando un animal es sospechoso de rabia y tiene todas las sintomatologías que sospeche el veterinario se hace la eutanasia. (…) Los animales que tienen rabia mayormente cambian de actitud, se vuelven retraídos, buscan un lugar oscuro, se muerden la pata, se les dilata las pupilas, dejan de comer, algunos se ponen agresivos, sobre todo el dueño puede ver que la actitud del animal cambia”, explica Ayala.

Luego de aplicar la eutanasia, agregó Ayala, se envía una muestra biológica al laboratorio del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (INLASA). Finalmente, bajo un estricto manejo, el cuerpo se lo lleva al relleno sanitario de Alpacoma.

Todas estas medidas se encuentran en la Norma Nacional de Profilaxis para rabia humana y animales domésticos, realizado en 2012 por el Ministerio de Salud y Deportes.