Para recibir la mochila escolar se debe dejar una fotocopia del carnet o del certificado de nacimiento del alumno cuando sea inscrito en la escuela

Sociedad
Herramientas
Tipografia

La Paz/AMN.-Para que los estudiantes reciban su mochila escolar 2018, los padres de familia deberán llevar una fotocopia del carnet de identidad o del certificado de sus hijos al momento de inscribirlos, informó este viernes el director municipal de Educación, Carlos Sotomayor.

“Ya estamos informando a las diversas unidades educativas y comunidades educativas que al momento de la inscripción de los estudiantes, sus papás deben llevar como requisito la fotocopia del carnet de identidad o del certificado de nacimiento”, explicó Sotomayor en una conferencia de prensa realizada en el despacho del Alcalde Luis Revilla.

La fotocopia deberá ser entregada a la persona encargada de inscribir al estudiante. Esto permitirá que los escolares cuenten con su mochila, que comenzará a ser distribuida desde el 5 de febrero, en el inicio de clases.

“Ese requisito debe ser entregado, una vez que se inscriben los estudiantes, a la secretaria o a las personas encargadas de inscribir a los estudiantes (que) podrán guardar este documento de modo que desde el 5 de febrero, que es la fecha que se inician las labores escolares, ya se cuente con esa documentación en los recintos educativos y los estudiantes puedan acceder a la mochila escolar”, dijo Sotomayor.

Este año la Alcaldía tiene previsto distribuir 155 mil mochilas, 141 mil para el sistema regular, y el resto para estudiantes de educación alternativa y especial y para profesores.

La mochila escolar es una de las piezas fundamentales de la política municipal en educación que busca mejorar la calidad educativa de los estudiantes del municipio.

Si bien no hay normativa nacional que instruya a la Alcaldía a entregar la mochila, la Comuna lo hace desde 2011 e incluye provisión de material escolar gratuito a todo el sistema fiscal y de convenio del municipio.

La Alcaldía fue la pionera en la entrega de este material para mejorar la calidad educativa de niños, adolescentes y jóvenes y anualmente invierte unos 14 millones de bolivianos.